fbpx

Cuidado: Los preparadores no pueden rebajar sus tarifas del reembolso de impuestos

Debido a que muchos consumidores utilizarán profesionales esta temporada de impuestos, el Fiscal General les recuerda a los consumidores que tengan cuidado al elegir un preparador. En particular, el Fiscal General Balderas enfatizó que todos aquellos que ofrecen servicios fiscales profesionales en el estado deben contar con la licencia de la Junta de Contabilidad Pública de Nuevo México. Las licencias se pueden verificar visitando el sitio web del Departamento de Licencias y Regulación de Nuevo México en www.rld.state.nm.us.

“Esta temporada de impuestos exhorto a los nuevomexicanos a hacer sus deberes para que no terminen perdiendo grandes porciones de sus reembolsos de impuestos del IRS”, dijo el Fiscal General Héctor Balderas. “Si contrata a alguien para preparar sus impuestos, haga preguntas, los preparadores de impuestos confiables estarán felices de responderlos y trabajarán para obtener el reembolso que se le debe”. Un preparador de impuestos debe proporcionar un número de identificación fiscal del preparador (PTIN) a pedido. El Procurador aconsejó asegurarse de que un preparador de impuestos realmente firme la declaración preparada del consumidor; nunca debe decir “autopreparado”, y los consumidores nunca deben firmar una declaración en blanco.

El Fiscal General Balderas también recuerda a los consumidores que los preparadores pagados no pueden deducir tarifas o reducir su reembolso relacionado con una declaración. Nunca permita que su reembolso se deposite en la cuenta bancaria de otra persona por ningún motivo. Si el preparador no ofrece depósito directo del IRS, sino que ofrece un “producto bancario” como cargar el reembolso en una tarjeta de débito u otro instrumento financiero o permite a los consumidores pagar más tarde (con su reembolso, por ejemplo), los consumidores pueden terminar pagando altas tarifas. Si el consumidor elige un cheque del IRS o un depósito directo, el preparador pagado no puede recibir comisiones del reembolso, pero los preparadores pueden usar bancos de terceros para cargar tarifas y los bancos de terceros pueden cobrar a los consumidores tarifas altas por el servicio.

Finalmente, el Procurador General advierte que un profesional o preparador de impuestos acreditado nunca debe citar a los consumidores un reembolso ni prometer un reembolso elevado sin revisar cuidadosamente la declaración de impuestos del año anterior y las finanzas domésticas actuales. Si suena demasiado bueno para ser cierto, lo es.

Puede comunicarse con su oficina si tiene preguntas sobre este o cualquier problema en esta temporada de impuestos en www.nmag.gov.

A %d blogueros les gusta esto: