¿Qué pasa con el agua de CRRUA?

Estaban pendientes los resultados de pruebas que se realizaron en diferentes sectores del área de servicio y estos fueron muy alentadores. Todo en orden y el arsénico muy por debajo de lo que piden los reglamentos nacionales. “El agua es apta para el consumo de la gente, queda por hacer, pero se puede tomar sin problemas”, dijo Billy Garret, quien preside la junta directiva y es comisionado del condado.

“Fue mucho trabajo serio entre todos”, dijo satisfecho Brent Westmoreland a la junta que supervisa las actividades de CRRUA en la última reunión pública. Ahora se está desarrollando un nuevo Standard Operating Procedure (Procedimiento de Operaciones en inglés) para que todos sepamos como atender mejor a los clientes y que hacer en caso de emergencias.

Durante la junta pública también se trataron temas como fechas de los vencimientos, la rebaja importante a las tarifas de reconexión, formas de dar a conocer los resultados de pruebas de calidad y lo que se está haciendo para el mantenimiento de la infraestructura actual además de la que está en construcción.

Entre las opciones que se brindarán a los usuarios está el colocar un buzón de pagos para quienes no puedan ir durante el horario regular de atención al público y se supo que se está trabajando para implementar servicios en línea (por internet) para poder realizar gestiones entre el público y CRRUA.

Un tema que preocupa a los residentes de Anapra es el de los derrames que provienen del lado mexicano de la frontera. Sobre esto se informó que ha habido encuentros con autoridades mexicanas quienes están tomando medidas para evitar que aguas negras rebalsen en una instalación pegada al muro fronterizo. Al parecer, las tapas habitualmente usadas en estos lugares son robadas por su peso en metal y se están buscando opciones que terminen con esta situación.

Todos le dieron la bienvenida a Olga Nuñez, líder comunitaria y miembro del Cabildo de Sunland Park. La señora expresó que “Como miembro de la Mesa Directiva de CRRUA velaré por la salud e interés de los residentes de la ciudad de Sunland Park y áreas de servicio”.

 

A pedido de Carolina Renteria, apodada Grandma y también miembro electo del Cabildo de Sunland Park, las juntas mensuales ahora se realizan a partir de las 5 y media de la tarde cada segundo lunes de mes para facilitar la asistencia de los interesados. Estas reuniones son públicas y hay un período donde los asistentes pueden dirigirse a la junta directiva para expresar sus impresiones y preocupaciones sobre los servicios que reciben. Las agendas son distribuidas en todo el área de servicio y se puede solicitar la traducción al español sin costo.

A %d blogueros les gusta esto: