Columna El Zorro

El Zorro quiere darle la bienvenida a nuestros nuevos amigos y lectores de Deming. Desde esta edición, los aullidos de su compañero defensor de los débiles y desposeídos, “la raza”, se escucharán en el Condado de Luna… ya no hará falta esperar la luna llena para escucharlo de lejos. Desde ahora “mesmo” El Zorro también va a estar presente en Deming, y cuiden los patos no sea cosa que se asusten. Este es un Zorro con papeles y será un gusto pasar los retenes para llevarles las “news” fresquecitas hasta su ciudad.

Por lo pronto les comparto que hay cierta preocupación por el cambio de mando en la oficina del “Clerk” (secretario) del Condado de Doña Ana. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y ellos son los que se encargan de todos los detalles. Se escuchó en los pasillos que la güera “number two” que quedará temporalmente a cargo sabe de su chamba, pero no deja de ser un caso de mal “timing” mis amigos.

¿Cómo quieren que les echemos la mano en Hatch con su Festival del Chile, Columbus con la Cabalgata Villista o as parrandas Labor Day” en Las Cruces si no invitan será falta de imaginación?… en Deming hubo representación de El Zorro y ya ven como salieron los patitos en las fotos. Ahora será el turno del famoso “Grito” que organiza el Consulado General de México. Dicen que se podrá escuchar desde Juaritos.

Y hablando de México… ¿ya vieron como el mister Trump anda muy orgulloso con su nuevo tratado donde no cambió gran cosa pero le permitió hablar por Fox (el canal, no el mexicano) sin parar sobre su genialidad en el refinado estilo de negociar? Hasta dicen que para contentarla después de tantos rumores y “feik news” de sus conquistas (un cuarto de millón de dolarucos para las agraciadas doncellas que le convidaron sus favores) aprovechará su nueva amistad con “Enriquei” y “AMLO” y llevará a la Melania de shopping a Tepito. Puede que allí se consiga una chamarrita que diga algo más sensato en la parte de atrás que la que se puso cuando fue a “preocuparse” por los escuincles que su marido enjauló. Nomás que no pase por La Merced cuando visite México… en una de esas se le pierde y después ¿quién le pagará las compras?

Bueno Raza querida, El Zorro se despide con un cua-cuac Deminguero, que no dominguero… hasta la próxima…

 

 

A %d blogueros les gusta esto: