Padrastro sospechoso de abuso infantil

Un niño de 7 años de edad estaba en su escuela primaria y tenía dificultades para sentarse. El niño fue a la enfermera de la escuela donde se descubrió que tenía moretones negros y morados en las nalgas. El joven indicó a las autoridades que fue herido por Saláis, su padrastro, quien lo había azotado. El niño indicó que su madre tuvo que intervenir para detener a Saláis. El hombre usó un cinturón de ocho a diez veces durante dos semanas. Los investigadores observaron hematomas, en diferentes etapas de la curación, que fueron consistentes con las acusaciones de que el niño fue golpeado con fuerza, varias veces y durante varios días. La custodia del joven ha sido entregada a su abuela.

Se emitió una orden de arresto contra Saláis, quien fue puesto bajo custodia el viernes por la noche e ingresado en el Centro de Detención del Condado de Doña Ana, donde inicialmente se encuentra recluido sin fianza.

A %d blogueros les gusta esto: