Carlos estaba muy contento. Le habían ofrecido un buen trabajo en Las Cruces. Debía presentarse a las 9 y ahora el problema era llegar a tiempo. “Me contaron que hay un autobús que va para ahí”, le dijo a Ana, su esposa. Con este nuevo trabajo y el dinero que puedo ahorrar ya podré empezar a juntar para el carrito que le prometí a la familia. Es que el hijo mayor de la pareja ya empezaba a ir a una escuela más lejos/ “Ha crecido y ya no puedo llevarlo como antes”, confesó la afligida mujer.

El joven alcanzó a escuchar la plática y se puso a averiguar cómo podía ayudar a sus padres. En poco tiempo un amigo le mandó un mensaje contándole que el mismo autobús que llevaría al padre hasta Las Cruces pasaba enfrente de su escuela. ¡Genial! Podremos ir juntos y charlar un rato. El amigo también le recomendó que use el descuento para estudiantes… “Cuesta la mitad. Voy y vuelvo por lo que otros pagan solo de ida”.

Enterado, Carlos suspiró con alivio. Desde hoy mi familia está mejor gracias al autobús de SCRTD. Puedo platicar con mi hijo y estar al tanto de su vida mientras que Ana puede descansar un poco más.

Para más información sobre servicios, tarifas y horarios llame al (575) 323-1620

A %d blogueros les gusta esto: