Alerta: La influenza ya se extendió por todo Nuevo México

Todavía es un buen momento para vacunarse contra la gripe.

SANTA FE – Debido a que la actividad de la influenza (gripe) se mantuvo constante en todo Nuevo México desde principios de año. El Departamento de Salud de Nuevo México (NMDOH, por sus siglas en inglés) recordó en un comunicado a los nuevos mexicanos que no es demasiado tarde para vacunarse contra la gripe.

Desde octubre, el NMDOH ha investigado seis brotes de gripe en instalaciones en todo el estado. Los niños de cuatro años o menos han sido hospitalizados por influenza a una tasa más alta que en este momento del año pasado, o en cualquier año desde la pandemia de 2009.

Se han producido 19 muertes relacionadas con la influenza en adultos este año sin muertes pediátricas confirmadas en residentes de Nuevo México. La actividad de la gripe aún no ha alcanzado su punto máximo para la temporada 2018-19 en el estado.

“Estamos a mitad de la temporada de influenza”, dijo la secretaria del gabinete de NMDOH, Kathy Kunkel. “Vacunarse contra la gripe sigue siendo la mejor manera de protegerse y proteger a sus seres queridos contra la gripe por el resto de la temporada”.

La vacunación contra la gripe puede evitar que se enferme. El hecho de vacunarse también puede proteger a las personas que lo rodean, incluidos aquellos que son más vulnerables a enfermedades graves de la gripe, como bebés y niños pequeños, personas mayores y personas con ciertas afecciones de salud crónicas.

La efectividad de la vacuna preliminar de esta temporada se estima en un 47% en general y en un 61% entre los niños de seis meses a 17 años, más alta que la efectividad de la vacuna del 38% el año pasado.

Todas las personas de seis meses o más que aún no se hayan vacunado deben vacunarse contra la gripe lo antes posible para protegerse. La vacuna contra la influenza se recomienda encarecidamente para los siguientes grupos de alto riesgo:

Mujeres embarazadas (cualquier trimestre) y hasta dos semanas después del parto.

Niños menores de cinco años, pero especialmente niños menores de dos años.

Personas de 65 años y mayores.

Personas de cualquier edad con ciertas afecciones médicas crónicas como el asma, la diabetes y las enfermedades pulmonares o del corazón, y aquellas con inmunosupresión por medicación o enfermedad.

Personas que viven en hogares de ancianos y otros centros de atención a largo plazo.

Las personas que viven o se preocupan por las personas con alto riesgo de complicaciones de la gripe, incluido el personal de atención médica y los cuidadores de bebés menores de seis meses.

Indios americanos y nativos de Alaska.

Personas con obesidad mórbida.

Las personas en estos grupos de alto riesgo también deben considerar ver a su proveedor de atención médica para que le evalúen los medicamentos antivirales si desarrollan síntomas de gripe. Los síntomas de la gripe pueden incluir fiebre, tos, dolor de garganta, dolor de cabeza y / o dolores musculares. Los medicamentos antivirales pueden disminuir la gravedad de los síntomas y los posibles resultados negativos, incluida la hospitalización e incluso la muerte, y ayudar a los pacientes de alto riesgo a recuperarse antes.

El Departamento de Salud también recomienda que le pregunte a su proveedor de atención médica o farmacéutico si necesita la vacuna contra el neumococo que puede administrarse al mismo tiempo que la vacuna contra la gripe. La influenza con frecuencia conduce a neumonía, que se puede prevenir con la vacuna neumocócica.

Importante: El Departamento ofrece vacunas para personas sin seguro o que de otra manera no pueden vacunarse. Las personas con Medicaid u otro seguro que acuden a las oficinas de salud pública deben traer su tarjeta de seguro.

 Para más información sobre las clínicas de vacunación contra la gripe, visite: http://nmhealth.org/about/phd/idb/imp/fluv/

A %d blogueros les gusta esto: