Hace poco hubo una compañía de afuera que realizó una feria de trabajo para su nueva planta en Sunland Park. Necesitaban cientos de personas con ambición que pudieran empezar inmediatamente. “La paga es buena, iré a ver de que se trata”, pensó Jorge, un joven de Anthony que buscaba oportunidades para salir adelante en la vida.

Hizo sólo dos llamadas y armó su plan. En la compañía le tomaron sus datos y le hicieron una cita para presentarse. La segunda fue a South Central Regional Transit, los nuevos autobuses. Ahí le contaron que los horarios y tarifas están en internet también “. ¡Puedo hacer todo desde mi teléfono!”, exclamó emocionado.

Al día siguiente se puso una buena camisa y pantalones bien planchados. El autobús llegó puntualmente y lo dejó cerca del lugar donde esa mañana su destino estaba en juego. Con paso firme llegó al lugar donde era la entrevista. Iba descansado y bien peinado, todo para dar una buena impresión. Y le sirvió, pues ese mismo día le ofrecieron ser supervisor. “Usted nos ha demostrado buena disposición. Llegó puntualmente. Se lo ve organizado”, le dijo quien tomaba sus datos y revisaba los documentos que Jorge llevó en una carpeta. 

¿Y cuándo empiezo?”, dijo Jorge en tono alegre pero firme. 

“Mañana mismo joven”, contestó el señor. “No olvide que como supervisor debe estar aquí antes que los otros trabajadores. Sea un ejemplo ante los demás”, agrego.

Así fue. Desde ese día, Jorge pudo llegar puntualmente a su trabajo gracias a los autobuses. Ha empezado a ahorrar y hasta puede hacer unos reportes durante el viaje. “Hasta internet tienen”, le contó a un amigo, otro joven que piensa trabajar en el mismo lugar.

La vida le da oportunidades a quienes saben buscarlas y esta historia podría ser la suya.  

En línea www.scrtd.org  (575) 323-1620

A %d blogueros les gusta esto: