Traiciona confianza y roba a sus jefes

Dos años de cárcel y un millón de multa

Selma Morales, de 55 años, de Lubbock, Texas, fue condenada en un tribunal federal de Santa Fe, Nuevo México, a 24 meses de prisión seguidos de tres años de libertad supervisada por un cargo de fraude electrónico derivado de un plan para defraudar a su empleador. A Morales también se le ordenó pagar $ 924,311 en restitución.

Desde mayo de 2009 hasta mayo de 2015, Morales participó en un plan para estafar a su ex empleador, una firma de abogados con sede en Lubbock y con oficinas en Albuquerque, Hobbs y Las Cruces por más de $ 550,000, que utilizó para gastos personales no autorizados. En ese momento, Morales era gerente financiera y contable de la firma de abogados.

Morales se declaró culpable en septiembre de 2017 y admitió haber abusado de su posición como empleada de confianza y de alto nivel que administraba las finanzas cotidianas de la firma. La mujer reconoció tener acceso a las cuentas bancarias y las tarjetas de crédito del bufete de abogados en relación con su empleo, y el uso de las tarjetas de crédito del bufete de abogados para pagar gastos personales, incluidas comidas, comestibles, reparaciones de automóviles, seguros de automóviles y viviendas, impuestos a la propiedad y gastos de funeral para un familiar, ropa, equipo y ropa deportiva, productos de diseño, joyería y hasta cirugía plástica. También usó las tarjetas de crédito de abogados para pagar vacaciones familiares y viajes (incluidos los viajes a San Francisco, California, Seattle, Washington y Las Vegas, Nevada), entretenimiento (incluidos los boletos de temporada para eventos deportivos, conciertos y eventos universitarios). Boletos de playoff de la NBA, pagos de alquiler de apartamentos y pagos de matrícula universitaria. Morales también utilizó su posición, así como información sobre su empleador para ocultar su actividad fraudulenta. 

A %d blogueros les gusta esto: