Rebelión en Sunland Park

Las quejas del Cabildo sobre los problemas que tienen con la administradora se hicieron sentir con fuerza inusitada semanas atrás cuando cuatro de sus integrantes, todas ellas mujeres, decidieron plantearlas en público. El incidente tuvo su punto culminante cuando Olga Núñez, Carolina Rentería, Bertha Salmón y Daisy Lira decidieron ponerse de pie y retirarse de la junta ordinaria para dejar sin quorum al alcalde pro-term que dirigía la sesión en ausencia del alcalde electo Javier Perea.

“Queremos recibir la información que necesitamos para poder votar correctamente y en representación de nuestra gente”, declaró Núñez quien agregó que “a veces cosas simples como saber del uso del Sportsplex o vitales como el permiso para hacer el muro en la frontera no se informan como debería ser”.

Camino Real tuvo acceso a grabaciones del incidente usando los teléfonos de algunos asistentes y el video puede verse en nuestra edición en línea en www.caminorealmedia.com

Minutos después, y con una sonrisa en su cara, la administradora Julia Brown exclamó “por lo menos alguien se quedó para escuchar la presentación”, mientras que se dirigió al podio para leer su reporte que incluyó algunas explicaciones de la cronología que derivó en la emisión de los permisos.

Habitualmente la relación entre los cabildos y las administraciones se desarrollan en un ambiente armónico. Varios de los asistentes expresaron su frustración indicando que, si ya existía el reporte y copias para el Cabildo, lo lógico hubiera sido distribuir los documentos y pedir esperar hasta que el tema fuera tratado como parte de la agenda. Esta penosa situación pudo haberse evitado. Evitar el incidente es algo que indudablemente no formó parte de la forma en que la señora Julia Brown, administradora, maneja su relación con un cabildo con el que constantemente se producen choques innecesarios y que ya demuestra impaciencia ante la falta de repuestas a sus preguntas.

A %d blogueros les gusta esto: