Serias Acusaciones a otro miembro de las Milicias

Un juez federal decidió que un hombre quien fuera vocero de un grupo de civiles armados, mejor conocidos como (Patriotas Constitucionales Unidos), los cuales patrullan la frontera entre México y Estados Unidos será puesto en libertad en una casa intermedia en Nuevo México, aun cuando éste enfrenta cargos por hacerse pasar por un agente federal.

Shon Erwin, juez magistrado de Estados Unidos, ordenó que se le diera libertad condicional a James Christopher Benvie, de 44 años, en Las Cruces, Nuevo México. 

Beverie deberá no asociarse con miembros del grupo fronterizo, al igual que registrarse o continuar en un programa educativo y encontrar un empleo, no podrá portar armas de ningún tipo y deberá llevar puesto un dispositivo de GPS para asegurarse que permanezca alejado 10 millas de la frontera, entre otras cosas.

Un gran jurado le presentó dos cargos formales al hombre en Nuevo México días atrás. Los cargos fueron por hacerse pasar por un agente de la Patrulla Fronteriza en el Condado de Doña Ana el 15 y 17 de abril.

El acusado también se presentó el viernes 21 de junio a la Corte del Condado de Loghan, en Guthrie, Oklahoma; de donde es originario, donde enfrentaba cargos estatales por posesión de un vehículo robado e intentó de obtener dinero con pretextos falsos cuando fue detenido por el FBI. En ese caso, se lo acusa de fingir estar recolectando fondos para el tratamiento de un menor no existente en condiciones de salud seria y estar en posesión de un vehículo robado.

Los fiscales alegaron que Benvie estaba en riesgo de fugarse y que además era un riesgo para la comunidad, y pidieron su detención mientras enfrentaba los cargos en Nuevo México. El juez Erwin declaró no considerarlo como riesgoso, dado a que se había presentado en la Corte para su audiencia en cuanto a los cargos del Estado y además no portaba armas y nunca se había comportado de manera amenazante.

Benvie quien apareció a su audiencia portando el uniforme de la cárcel y esposado, será mantenido bajo custodia en Oklahoma hasta que se le traslade a Nuevo México. La fianza de éste es de 5 mil dólares y se le ha ordenado reportarse a las autoridades federales cuando sea reubicado.

A %d blogueros les gusta esto: