fbpx

El condado ofrece consejos de seguridad para la temporada de lluvias

La temporada de los monzones ha llegado al sur de Nuevo México, trayendo consigo tormentas aisladas, y en ocasiones severas.

La Oficina de Manejo de Emergencias del Condado de Doña Ana, el Departamento de Servicios de Emergencias y Bomberos del Condado de Doña Ana y la Autoridad de Despacho Regional del Valle de Mesilla ofrecen los siguientes consejos para la seguridad pública y la protección de propiedades en caso de fuertes lluvias:

· Manténgase actualizado con los pronósticos meteorológicos locales y sea proactivo sobre la preparación para emergencias.

· Se pueden comprar bolsas de arena vacías en locales de mejoras para el hogar y ferreterías, y se alienta a los residentes a que compren las bolsas con anticipación, especialmente si las inundaciones en sus hogares son un problema.

· Haga un kit de emergencia y planifique antes de los eventos climáticos. Tenga en cuenta la seguridad de sus mascotas.

· Las bolsas de arena recogidas en los distritos de bomberos del condado se distribuyen de forma limitada para proteger las entradas y salidas. No deben utilizarse para proteger el paisajismo. Para ubicar la estación de bomberos del condado de Doña Ana más cercana, visite www.donaanacounty.org/fire. Registre sus teléfonos celulares para las notificaciones del 911 en www.mvrda.org. Haga clic en el ícono “Code Red” (Código rojo) para inscribirse en las notificaciones de emergencia. Hable con su agente de seguros sobre el seguro contra inundaciones y comprenda que puede tomar varias semanas para obtener la aprobación. Regístrese para recibir alertas automáticas de emergencia de NIXLE visitando www.nixle.com. Nunca conduzca por una carretera inundada o alrededor de barricadas. Puede ser difícil determinar qué tan profundas son las inundaciones. Las inundaciones pueden aumentar dramáticamente en minutos. ¡Dese la vuelta, no se ahogue! Si se ve atrapado en una tormenta repentina que puede causar inundaciones, por lo general es más seguro que se quede donde está y que espere a que pase la tormenta en lugar de tratar de atravesarla. Si está conduciendo cuando llega la tormenta, busque un terreno más alto que la calle para detenerse hasta que pase la tormenta. Si se queda atorado en un automóvil atascado, puede ser más seguro quedarse con su vehículo. El agua en movimiento rápido, incluso de unos pocos centímetros de profundidad, puede derribarlo rápidamente. Nunca deje que los niños o las mascotas jueguen en o cerca de las aguas de la inundación, que se mueven a gran velocidad y además pueden contener sustancias químicas y desechos peligrosos

A %d blogueros les gusta esto: