fbpx

Los maestros integran el juego de comportamiento en el aula

Jugar para aprender una nueva habilidad lo hace divertido y memorable. Un nuevo juego que se está abriendo camino en las escuelas primarias del Doña Ana County o el condado de Doña Ana, enseña autorregulación que promueve el buen comportamiento en el aula y tiene un efecto positivo y a largo plazo en la vida de los estudiantes.

El juego, llamado PAX Good Behavior Game®, es una práctica basada en evidencia para grupos en aulas o salones educacionales, utilizada desde 1999 y registrada por el Instituto PAXIS, con sede en Tucson. Dirigida por maestros capacitados, la intervención utiliza un lenguaje positivo y juguetón, como “spleems”, para comportamientos no deseados como pelear, gritar y empujar. El programa fomenta interacciones positivas entre estudiantes y maestros que ofrecen retroalimentación inmediata y fomentan comportamientos positivos, incluyendo recompensas de experiencia como hacer caras absurdas durante 30 segundos. Otra recompensa es lo opuesto a los chismes, o “tootles”, que son notas para alabar a otros.

En última instancia, menos interrupciones e interacciones más positivas permiten más tiempo y espacio para el aprendizaje en un entorno enriquecedor.

“Este es uno de los programas de prevención más investigados y efectivos disponibles. Es una inversión en nuestros niños que tendrá un efecto positivo, en toda nuestra comunidad, como un mayor rendimiento académico y mejores comportamientos sociales”, dijo Jamie Michael, directora del Doña Ana County Health and Human Services Department u oficina de salud y servicios humanos del condado de Doña Ana.

Maestros en las escuelas primarias Valley View, Sunrise y Alameda en Las Cruces participaron en una capacitación recientemente, a través de un contrato con COOP Consulting. La financiación se proporcionó a través de los esfuerzos de prevención del programa Local DWI junto con el apoyo de la Behavioral Health Division del estado, o sección de salud mental. Con capacitación, cada escuela recibe apoyo para los maestros a través de coaching, tutoría, observación y demostraciones. “En asociación con nuestras escuelas y maestros locales, esperamos ver que este método sea proporcionado a todos en nuestra comunidad”, agregó Michael.

En un estudio controlado, aleatorio (al azar) y realizado por la Universidad Johns Hopkins, los investigadores hicieron un seguimiento de 1,500 estudiantes que participaron en PAX GBG hasta la edad adulta, de 10 a 15 años después. Algunos de los resultados mostraron un impacto significativo en sus vidas:  Todos los niños y niñas tenían un 35 por ciento menos probabilidades de abusar del alcohol. Todos los niños y niñas tenían un 64 por ciento menos de probabilidades de usar heroína, crack o cocaína. Todos los niños tenían un 50 por ciento menos de probabilidades de tener un trastorno por abuso de drogas y todos los niños tenían 40.4 por ciento menos probabilidades de necesitar servicios por problemas de conducta, emocionales, de drogas o alcohol.

Además, las tasas de graduación de la escuela secundaria aumentaron un 53 por ciento para los niños y un 74 por ciento para las niñas. Las tasas de asistencia a la universidad también aumentaron para niños y niñas. Un beneficio adicional es que el estrés y la depresión de los docentes disminuyeron, por lo que tienen un beneficio positivo para la salud mental en el aula.

PAX significa paz en latín. Junto con la productividad, la salud y la felicidad, todos son conceptos integrados en el juego, que refuerzan los valores enseñados a los niños por muchos padres, maestros y cuidadores alrededor del mundo. Ya están en juego 11 distritos escolares de Nuevo México, el programa está llegando a más de 9,328 estudiantes. La capacitación también ha llegado a las naciones Pueblo de Nuevo México, la Nación Navajo y las tribus Apache. Con un alcance potencial para 157 estudiantes, se capacitó a nueve maestros de aula principales, junto con seis maestros de educación especial y un administrador.

El programa mostró resultados dentro de los 75 días, en 2015, cuando Nuevo México lanzó una demostración similar de prevención de salud pública. De acuerdo con el sitio web de PAX GBG, las clases que usan PAX GBG vieron al menos un 50 por ciento de reducción en comportamientos perturbadores, disruptivos o desatentos, en tres distritos. Estos indicadores tempranos de cambio de comportamiento predicen beneficios a largo plazo, como una menor incidencia de abuso de sustancias, una reducción en la necesidad de asistencia pública y una menor tasa de problemas legales, como delitos violentos, arrestos o detenciones.

Según el Informe del CEO de New Mexico Behavioral Health Collaborative, fechado el 12 de abril de 2018, el análisis de costo-beneficio más reciente sobre el PAX GBG, realizado por el Instituto de Políticas Públicas del Estado de Washington mostró que el programa devuelve US$57.53 por cada US$1 invertido. Puede obtener más información en el sitio web de PAX GBG: https://www.goodbehaviorgame.org

Beneficios del PAX GBG

  • Mejores resultados en educación o empleo: mejores puntajes en lectura y matemáticas, menor necesidad de servicios de educación especial, menos calificaciones repetidas, mayor graduación de secundaria, más graduación universitaria, más empleo de tiempo completo.
  • Menor necesidad de asistencia pública: menor utilización de viviendas públicas, asistencia pública, compensación por desempleo.
  • Menos problemas legales: menor experiencia de delitos violentos, menor probabilidad de arresto o detención.
  • Mejor salud mental: reducción de los problemas de externalización (TDAH, trastornos de conducta, violencia), menos problemas de internalización (depresión, trastornos de ansiedad), menor utilización de medicamentos, reducción del suicidio y pensamientos suicidas.
  • Menos abuso de sustancias: menos consumo excesivo de alcohol o dependencia del alcohol, menos uso de nicotina o marihuana, menor probabilidad de uso de opiáceos o adicción.
A %d blogueros les gusta esto: