Si planea traer chiles o tomates al país, vuélvalo a pensar.

Aduana y Protección Fronteriza ha aumentado las inspecciones en tomates y pimientos importados, según un comunicado de CBP. Las inspecciones ya comenzaron.

Las inspecciones siguen una orden federal del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para prevenir el virus “rugosa marrón” del tomate. El virus puede causar una pérdida severa en tomates y chiles, según el comunicado.

Este virus se propaga a partir de herramientas contaminadas, manos y contacto de fruta a fruta. El virus se ha encontrado en nueve países, incluidos China, México, Italia y Grecia.

Según la orden federal las agencias comenzaron a exigir que todos los lotes importados de semillas de tomate y chile junto con otros materiales vegetales sean revisados y certificados libres de la enfermedad.Además, que todos los envíos comerciales de tomate y chile importados de México, Israel, Canadá y los Países Bajos sean inspeccionados y certificados sin síntomas de enfermedad.

En la frontera ya aumentaron las inspecciones de envíos comerciales en los puertos de entrada de EE. UU. para garantizar que el tomate y chile importados que ingresen desde México, Canadá, Israel y los Países Bajos no muestren signos de enfermedad a la llegada.

Está prohibido el ingreso de tomates y chiles desde México y otros países de la lista como parte del equipaje de pasajeros, o sea como parte de compras para consumo personal o “mandado”.

Mexico ha tomado medidas de protección desde el año pasado, cuando se tetectó el virus por primera vez en ese país. Estas medidas refuerzan las inspecciones comerciales y agregan la prohibición a particulares.

A %d blogueros les gusta esto: