fbpx

Cruces internacionales: Importante reunión en Santa Teresa

Los Representantes Xóchitl Torres-Small, D-N.M., y Dan Crenshaw, R-Texas, celebraron una audiencia en el puerto de entrada de Santa Teresa para el Subcomité de Supervisión, Gestión y Responsabilidad de la Cámara de Representantes.

Allí escucharon a varios funcionarios asociados con el puerto de entrada, incluidos Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., del gobierno estatal, y representantes de grupos empresariales privados.

Jerry Pacheco, presidente de la Border Industrial Association y Marco Grajeda, de la Autoridad Fronteriza de Nuevo México, resaltaron la importancia de los tiempos de espera para mover mercancías en la frontera y Felipe Otero, de TPI Composites, que fabrica hélices para turbinas que producen electricidad, describió las reformas físicas en los cruces que necesitan para poder continuar su operación y la dificultad de que se realicen, aún con el compromiso de la empresa de pagar por su costo.

El objetivo de ambos legisladores en la audiencia fue encontrar soluciones y aquellos que trabajan en la frontera dijeron por unanimidad que la mayor necesidad de Santa Teresa es que haya más oficiales de CBP para mantener las líneas en movimiento. CBP recibió cerca de $ 60 millones del Congreso en febrero para contratar nuevos agentes, pero la agencia dijo que aún no tienen los agentes que necesitan. La agencia dijo que la escasez de agentes se debe a la crisis humanitaria en la frontera, ya que los agentes fueron reasignados fuera de los puertos de entrada para patrullar la frontera.

Durante la audiencia, ambos representantes buscaron agilizar la contratación para CBP al eliminar la prueba del detector de mentiras, que impide que muchos solicitantes se unan a la agencia. Torres-Small declaró que “hemos hablado de incluir una exención para los veteranos que quizás hayan tenido autorización en el pasado para información clasificada”. Crenshaw agregó que “Es realmente difícil contratar oficiales de CBP. Se tarda demasiado en procesarlos, incluso si podemos reclutarlos. Es un trabajo duro. Puede ser ingrato”, dijo Crenshaw. El Jefe de Operaciones de Campo de Aduanas y Protección Fronteriza de El Paso, Héctor Mancha Jr., dudó en descartar la prueba del detector de mentiras. “Considero que la prueba es beneficiosa para asegurarme de que las personas adecuadas entren en la agencia”, dijo.

A %d blogueros les gusta esto: