fbpx

“Patriota” Benvie culpable

Benvie se hizo conocido después de transmitir videos del grupo que patrullaba la cerca fronteriza cerca de Anapra en busca de migrantes que intentaban cruzar ilegalmente. La mayoría de sus integrantes portaba uniformes tipo camuflaje, así como parches, placas y armas largas. Uno de los videos que el acusado publicó lleva por título “¡Detuve a un hombre con un bebé!”. Al llegar un agente, Benvie dijo: “La frontera está siendo allanada. Nos están invadiendo”. Los videos muestran al grupo deteniendo a un grupo de aproximadamente 300 migrantes a punta de pistola. El hombre dijo que la Patrulla Fronteriza tenía pleno conocimiento de sus actividades en el área y agradeció la ayuda. 

Problemas legales y Larry Hopkins 

En febrero de 2019, Benvie y un grupo de la milicia establecieron un campamento cerca de la valla fronteriza en Anapra, Nuevo México. Su llegada coincidió con la visita del presidente Trump a El Paso. El grupo se vio obligado a abandonar su campamento después de que la policía de Sunland Park llegó para retirarlos cuando Union Pacific Railroad colocó carteles de “no traspaso” cerca de su campamento inicial.  

Poco después de ser expulsado, el grupo encontró refugio en la propiedad de American Brick Company, operada por el copropietario Jeff Allen. El nuevo campamento estaba en propiedad privada y se encontraba en la base del Monte Cristo Rey en Sunland Park.  

La retirada de su campamento coincidió con la acusación federal y el arresto del Comandante del grupo Patriota Constitucional Unido, Larry Mitchell Hopkins. El arresto fue el resultado de una acusación del gran jurado federal alegando que Hopkins estaba en posesión de un arma en su casa en Flora Vista, Nuevo México en 2017. Hopkins, quien anteriormente fue condenado por hacerse pasar por un oficial de paz, tenía prohibido poseer armas de fuego. 

Solo dos días después de la reubicación del grupo, el 25 de abril, los representantes de los Estados Unidos, Veronica Escobar (D-TX), Deb Haaland (D-NM) y Ben Ray Lujan (D-NM) pidieron al FBI que investigara a la milicia y sus actividades en los videos virales de las noches del 15 y 17 de abril. 

Después del arresto de Hopkins, Benvie notificó voluntariamente a la policía local en mayo cuando un hombre llegó sin avisar. El hombre quería unirse a su causa, pero poco después de su llegada, comenzó a hacer amenazas neonazis en referencia a los inmigrantes entrantes. 

“No era miembro y era alguien sobre quien presentamos una denuncia policial porque algunas de las cosas que dijo eran inquietantes”, dijo Benvie en mayo. “Algo hizo un ruido en los árboles e inmediatamente corrió de regreso a su camioneta, agarró su arma y dijo:” ¿Necesito disparar? ” Ese no es el tipo de personas que necesitamos en la frontera “, dijo Benvie. 

Benvie y la milicia cambiaron su nombre de Patriotas Constitucionales Unidos a Patriotas Guardianes en un esfuerzo por distanciarse del incidente. 

Hopkins ya aceptó un acuerdo de culpabilidad el 20 de enero de 2020, en la Corte Federal por cargos de posesión de arma de fuego por un delincuente. Está programado para ser sentenciado el 15 de abril de 2020 y enfrenta hasta 10 años de prisión y podría recibir una multa de hasta $ 250,000.  

Por su parte, Benvie fue encontrado culpable de dos cargos y se mantiene en espera a que se le fije una sentencia que podría ascender a 3 años de cárcel. Aún no se ha publicado una fecha de sentencia para él. 

A %d blogueros les gusta esto: