¡INSÓLITO!

En una tienda de venta de autos en la localidad de Acassuso, en los alrededores de Buenos Aires, sucedió un hecho insólito cuando un auto sacó la trompa por la vitrina del segundo piso del lugar y quedó colgando y a punto de caer al vacío. Los bomberos de la municipalidad local trabajaron en el local y la persona que estaba dentro del vehículo pudo ser rescatada. 

El hecho ocurrió cuando en apariencia una persona de la compañía Russoniello, de la firma Volkswagen, se encontraba moviendo el vehículo, una SUV blanca, y por cuestiones que se desconocen perdió el control del mismo que salió por el ventanal. 

Bomberos y personal de Defensa Civil trabajaron por horas para volver a ingresar al vehículo en el salón del segundo piso de la concesionaria. 

Las autoridades declararon que “pudo haber sido mucho peor, pues inmediatamente debajo del ventanal se ubica una concurrida parada de autobuses”.      

A %d blogueros les gusta esto: