¿Cómo andamos?

Zorro 

¿Cómo está mi gente? En casa cocinando, jugando con los chavos a la lotería por millonésima vez, mirando por la ventana a ver qué pasa “afuera”, ¿o qué? 

Esto del coronavirus nos tiene a todos preocupados y con mucha razón. No sólo que el presidente corre a cualquiera que le diga que está un tantitito errado en sus predicciones y que ya nos aburrió buscando culpables en cualquier parte… desde los presidentes anteriores hasta los hacedores de “feik news”, sino que nos quiere ver la cara diciendo que ya se aprobó lo que no está aprobado, que tomó cartas en el asunto desde que supo de la gravedad del virus aunque se desperdiciaron varios meses escuchándolo decir que “tiene una inteligencia especial para estas cosas” o que total se traguen pastillas de cualquier lado y para cualquier cosa pues “no hay nada que perder”… ¡ufff! 

El Zorro está tratando de exponer lo que piensa sin ofender a nadie. Aunque si al Doctor Fauci ya le tuvieron que poner custodia por la bola de fanáticos que se la tomaron con él por agarrarse la cabeza en cámara parado detrás del “mega-lider”, que puede esperar este humilde defensor de la libertad de expresión. Al cabo, pensar es uno de los lujos que uno se puede dar en la vida sin tener que pagar impuestos por eso, ¿verdad? 

¿Dónde están los que decían que las vacunas son malas?… Seguramente ahora andan frustrados porque no hay nada para el coronavirus. Probablemente se han juntado con los que dicen que la tierra es plana y que el cambio del clima es puro rollo. 

Lo cierto es que hemos dado pasos hacia atrás en la laboriosa tarea de negar la ciencia y dejamos huecos por todo el mundo que nuestros adversarios aprovechan sin siquiera esconder la mano. Y prepárese para que surjan incidentes de la nada. Cuentan los estudiosos de historia bastante bien documentada, que algunas broncas fueron provocadas para repetir lo de que “el fin justifica los medios”. Busque en el Google lo de los barcos hundidos frente a Cuba, Vietnam, o como fue que Puerto Rico terminó siendo parte de los “United Steits”. No es que uno no ame a este país,al contrario, pero mucha gente dio su vida por defenderlo para que ahora se arme alguna bronca lejos o muy, muy cerca y salgan todos con banderitas en las antenas de los carros y cantos de admiración a las autoridades de turno. 

Pensar y cuestionar es sano. Atreverse a plantearlo y discutir con altura y sin insultos es símbolo de madurez. La mentira tiene patas cortas dice el dicho, y hacer de un tema donde mueren miles un reality show con capítulos diarios no se arregla con intrigas, despidos de revancha, cambiar los que están a cargo cada semana o darnos atole con el dedo. 

Ya nos costó trillones (si) de dólares, miles de muertos y desempleados por todas partes. Cerramos fronteras, cerramos fábricas y cerramos la puerta de las casas. A veces el pueblo se da cuenta a tiempo de que las soluciones están en sus propias manos y que los líderes no están a la altura de los temas que deben resolver. Ojalá que la fiesta se lleve en paz. Escuchando a los que saben o en las urnas. Ojalá que se mueran menos por el virus o algún incidente grande para distraernos de la enormidad del problema.  

Los saluda, con el cariño y deseos de salud de siempre, su amigo El Zorro…   

A %d blogueros les gusta esto: