El Centro de Detención del Condado de Doña Ana acaba de comenzar un nuevo proceso para mitigar aún más la propagación del coronavirus, COVID-19. 

Se designó un área de cuarentena de 14 días dentro de las instalaciones para alojar a los nuevos detenidos al llegar el mismo día. Se alojarán juntos, lo que limitará su interacción con otros detenidos que no hayan desarrollado síntomas y que ya hayan sido examinados, reduciendo aún más el riesgo potencial de exposición para todos en la instalación. 

Esto incluye a los nuevos arrestados que tienen una prueba de detección de COVID-19 negativa y son asintomáticos, pero que luego pueden desarrollar COVID-19. Este nuevo proceso se mantendrá mientras la emergencia de salud pública esté vigente. 

El Centro de Detención no ha tenido ningún caso COVID-19 positivo y continúa realizando evaluaciones de todos los detenidos. 

Además, limpieza y desinfección más exhaustiva y frecuente se han convertido en parte de la rutina diaria, alineada con los estándares de la industria. 

Miembros de la familia pueden programar llamadas gratuitas y visitas de video desde sus casas, usando una computadora portátil o computadora de escritorio, en www.legacyinmate.com/Prepaid. Las conexiones adicionales basadas en tarifas permanecen disponibles, así como los mensajes de texto, a través de www.gettingout.com. 

Los detenidos juveniles también tendrán acceso a dos llamadas telefónicas gratuitas de 10 minutos por semana. Esa instalación carece de capacidades de visitas de video. Sin embargo, se pueden programar visitas con un menor detenido llamando al (575) 647-7680. 

A %d blogueros les gusta esto: