Arrestan en Mesilla sospechoso de asesinato en Florida

David E. Anthony, de 43 años, de Florida está acusado de matar a su esposa, Gretchen Anthony, de 51 años y de tratar de usar coronavirus como excusa y motivo de su desaparición.

La desaparición y el presunto asesinato apareció en el radar de la policía el 25 de marzo. Los Anthonys se habían separado recientemente y Gretchen solicitó el divorcio en febrero.

Un testigo recibió un mensaje de texto de Anthony sobre COVID-19, dijeron los oficiales. Otra persona afirmó recibir un mensaje de ella el 24 de marzo. Una vez más, la historia fue que contrajo el coronavirus, estaba en el Centro Médico Júpiter y estaba siendo manejada por los CDC. Uno de los testigos dijo que “Gretchen” le envió un mensaje de texto a su madre, con una historia sobre estar en un respirador en el Hospital Palms West. De nuevo, esta historia no se verificó. Los mensajes sonaban diferente a ella y más a su esposo David. Otras dos personas también afirmaron recibir textos sospechosos.

Los oficiales fueron a la casa de Gretchen Anthony y un vecino les preguntó si estaban investigando un ataque y afirmó haber escuchado a una mujer gritar y una mujer gritando “¡No! No, me duele. Una búsqueda en la casa resultó en un K-9 detectando sangre en el piso del garaje, dijeron los oficiales.

Gretchen Anthony sigue desaparecida, pero la policía argumenta que está muerta. El acusado permanece en una cárcel en Las Cruces, Nuevo México, luego de ser arrestado como presunto prófugo de la justicia. Está acusado de asesinato en segundo grado y secuestro.

A %d blogueros les gusta esto: