Es sin duda un ejemplo a seguir. Eddie Adell, dueño de NTS, “truck stop” y el Restaurante Mi Casa Café” de Vado dio el ejemplo como empresario responsable y miembro sensible de la comunidad. Enterado de la dificultad para obtener máscaras cubrebocas y la urgencia en tiempos críticos quiso dar un poco de lo que ha recibido a sus vecinos. “Yo importo mucho de lo que se ofrece en mis negocios y ante lo urgente de la situación pedí que se agregaran máscaras que llegaron en unas dos semanas y de inmediato me puse en contacto con líderes para que se repartan donde hicieran falta”, dijo.

Adell se comunicó con el Comisionado Ramón González y pronto se pudo armar una lista de personas que ayudarían en la tarea.

La distribución comenzó en Las Cruces en la oficina de la Sheriff Kim Stewart, quien agradeció el gesto con emoción. Al lado de su oficina se encontró al Tesorero del Condado, Eric Rodríguez quien comentó que en pocos días se abrirían las puertas del edificio principal del Condado de Doña Ana y que se requerirán cubrebocas a quienes pasen a pagar impuestos. “Las tendremos a disposición de quienes vengan”, expresó. El recorrido continuó en el hospital Mountain View, donde
la entrega se realizó con una encargada de terapia intensiva quien también agradeció el gesto altruista del señor Adell.

De allí la caravana se dirigió hacia Sunland Park, donde los esperaban Rafael Ramos y su señora, quienes operan una institución solidaria que reparte alimentos a los menos afortunados. Los acompañaron el hijo de Adell, el Comisionado Ramón González y las Representantes Olga Núñez y Daisy Lira. El señor Ramos dijo que esto se le irá entregando a personas con mucha necesidad. “Tendremos un evento extra esto días. La necesidad es increíble y agradecemos infinitamente a todos los que nos apoyan”, comentó.

Olga Núñez también agradeció al señor Adell por su gesto y dijo que “a veces toma la sensibilidad que un inmigrante tiene al llegar al país para entender lo que siente alguien con necesidades imperiosas, Adell es uno de ellos y nos da un ejemplo a seguir”.

Ramón González agregó que le causaba enorme alegría saber que podía ser instrumento para ayudar a cuidar la salud de tanta gente. “Cuando me pidieron que participe me comuniqué con Adell y organizamos la distribución”, declaró.

El grupo continuó con una visita al Centro Intercultural de Mujeres en Anthony, donde fueron recibidos
por su directora Mary Carter acompañada del representante estatal Ray Lara. Carter le explicó al señor Adell sobre las actividades del Centro mientras que el legislador
Lara los actualizó sobre algunas iniciativas que se están llevando a cabo desde el estado de Nuevo
México para ayudar durante esta
pandemia. Adell gestionó máscaras cubrebocas adicionales que la Sheriff entregó en el Centro de Detención de Doña Ana y las oficinas del Procurador de Justicia.

Otra vez se puso en evidencia que no importa el origen o religión de las personas para tratar de ayudar al prójimo. Ser inmigrante abre los ojos de personas especiales que ven en las necesidades de los demás una forma de ser parte de soluciones. “Tuve mucha suerte y oportunidades en este país. Quiero dar algo a los demás también”, término Eddie Adell.

A %d blogueros les gusta esto: