Funcionarios de la oficina de la gobernadora de Nuevo México confirmaron que por lo menos cinco empleados de la planta Stampede Meat en Sunland Park, dieron positivo por COVID-19.

El Departamento de Salud de Nuevo México declaró anteriormente que un empleado había dado positivo, pero la oficina de la gobernadora confirmó más tarde que eran cinco empleados.

David Morgan con el Departamento de Salud de Nuevo México envió una declaración que dice en parte:

“El Departamento de Salud de Nuevo México ha estado en el sitio las últimas dos mañanas haciendo pruebas al personal después de que un empleado dio positivo”. Según una agencia noticiosa la Patrulla Aérea Civil de Nuevo México está transportando decenas de las pruebas de esos empleados a la División de Laboratorio Científico del Departamento de Salud de Nuevo México en Albuquerque. Muestras de los primeros dos turnos en la planta en Santa Teresa se recogieron primero. El último turno sería recogido y llevado al laboratorio al día siguiente. Se estaban realizando pruebas rápidas para proporcionar la información necesaria para mantener la planta funcionando de manera segura tanto para los empleados como para el público.

La industria de la carne se ha visto muy afectada durante la pandemia de coronavirus. No se sabe por qué la industria de la carne está fuertemente contagiada del virus.

A %d blogueros les gusta esto: