Muro fronterizo: Ex asesor de Trump acusado de fraude

Con información de Armando Vélez

Publicado originalmente en septiembre 2020

Hace poco más de un año, el 27 de julio de 2019, Michael Bannon, ex asesor del presidente Donald Trump, estuvo en Sunland Park recolectando fondos para construir muros fronterizos privados a través de un teletón transmitido por YouTube. Bannon acompañaba en la transmisión, realizada desde un tramo de muro privado erigido entre Sunland Park, NM, y Anapra, en Ciudad Juárez, a Brian Kolfage, un veterano de guerra amputado promotor de la organización “We Build The Wall”. 

Bannon, Kolfage y otras dos personas fueron detenidas bajo cargos de fraude por haber estafado a millones de personas para la financiación del muro privado. Aunque Bannon salió libre bajo fianza, se convirtió en la última persona, de una larga lista de allegados al presidente, en ser acusado de un delito.

En Sunland Park, “We Build The Wall” desarrolló un Simposio sobre el Muro que trajo prominentes líderes de extrema derecha y el Partido Republicano, como Donald Trump Jr., y el ex asesor presidencial Steve Bannon, quien cerró el evento. Todos estaban orgullosos de la construcción de un muro privado en terrenos fronterizos de Sunland Park, propiedad de la American Eagle Brick Co. Eso los motivó a pedir más dinero para construir otros tramos, y a solicitar más dinero, el cual aparentemente se desvió para financiar el estilo de vida lujoso de Bannon, Kolfage y sus asociados. Supuestamente Bannon –quien fue jefe de campaña y asesor de Trump– tomó más de $1 millón, usando parte para pagar en secreto al coacusado Brian Kolfage, y para cubrir cientos de miles de dólares en gastos personales. Los organizadores del grupo “We Build The Wall” recaudaron más de 25 millones de dólares de miles de donantes y prometieron que el 100% del dinero se utilizaría para el proyecto.

Bannon fue detenido por el Servicio de Inspección Postal de EU en un yate de lujo de 150 pies (45 metros) llamado Lady May, que estaba frente a la costa de Connecticut, dijeron las autoridades. Cuando salió del juzgado, Bannon se quitó la máscara, sonrió y saludó a las cámaras de noticias. Mientras se dirigía a un vehículo que lo esperaba, gritó: “Todo este fiasco es para detener a las personas que quieren construir el muro”.

Trump se distanció rápidamente de Bannon y del proyecto. “Cuando leí sobre eso, no me gustó. Dije que esto es para el Gobierno, no para personas privadas. Me sonó como un espectáculo”, dijo a los periodistas en la Casa Blanca.

Según la acusación, los acusados utilizaron facturas falsas, otra organización sin fines de lucro y proveedores falsos para ocultar el desvio de dinero. Bannon y sus coacusados supuestamente pagaron a Kolfage $100,000 por adelantado y $20,000 mensuales adicionales, todo mientras afirmaban que sirvieron como voluntarios y que a Kolfage no se le pagó. La acusación dice que Kolfage “llegó al extremo de enviar correos electrónicos masivos a sus donantes pidiéndoles que compren café de su negocio no relacionado, diciéndoles a los donantes que la compañía de café era la única forma en que “mantiene a su familia alimentada y un techo sobre su cabeza”.

A %d blogueros les gusta esto: