fbpx
Shannon Reynolds

Comisionado Shannon Reynolds

Control de Ruido: ordenanza del condado

Por Shannon Reynolds

La Ordenanza 261 del Condado de Doña Ana, Artículo II, “Control de Ruido”, fue aprobada el 11 de diciembre del 2012 como Ordenanza 260-2012 “Ruido: control del ruido y se convirtió en la Ordenanza 261, Artículo II. Desde entonces, no han habido enmiendas. Hay algunas referencias en la Ordenanza que están desactualizadas y deben actualizarse, además de otros cambios.

Han ocurrido muchos cambios en nuestra comunidad y varias “Quejas por ruido”. Durante los últimos dos años, hubieron más de 1,100 llamadas de quejas por ruidos. Sin embargo, no han habido muchos citatorios (tickets). De hecho, han habido menos de 10. Esto generalmente sugiere que la Ordenanza está mal redactada o es demasiado amplia para abordar las necesidades de la comunidad.

También estamos recibiendo varias quejas sobre “propiedades de alquiler a corto plazo” en vecindarios locales donde violan la ordenanza sobre el ruido. Esto proporciona horas decentes para todos los vecindarios y proteger el valor de las propiedades a largo plazo. Imagínese comprar una propiedad y que alguien tenga fiestas ruidosas en su vecindario todos los fines de semana. Esto nos ayuda a controlar la situación. Aprobamos una ordenanza de alquiler a corto plazo (Doña Ana County 316-2020) que es efectiva.

En mi propuesta de cambios, he solicitado que cambiemos el horario actual de domingo a jueves, de 6:00 a. m. a 10:00 p. m., de viernes a sábado y feriados y de 6:00 a medianoche, como horario diurno, a 7:00 a.m. a 10:00 p.m. todos los días, incluidos los días festivos. La gente ha dicho que las ceremonias religiosas en el condado se verían afectadas, ya que muchas de las celebraciones continúan hasta la medianoche y la pista Vado Race ha dicho que no pueden completar sus carreras hasta las 11:00 p.m. los viernes y sábados por la noche.

Dado que hay situaciones en las que esta Ordenanza, como he propuesto, no tiene en cuenta específicamente todas las situaciones en su conjunto, también agregué la opción de “Solicitar excepciones” para eventos específicos que deben operar fuera de estos tiempos. De esta manera, podemos establecer un estándar razonable para la mayoría de la comunidad al tiempo que reconocemos que existen circunstancias válidas, como las ceremonias religiosas, que requieren cierta libertad para mostrar respeto y reverencia por sus creencias.

Es mejor promulgar ordenanzas para la mayoría que aprobar leyes para satisfacer las necesidades de unos pocos. La “Solicitud de excepción” brinda equidad para todos.

Por esta razón, le pido su apoyo en esta Enmienda solicitada a la Ordenanza de Control de Ruido para el beneficio de todos en el condado.

A %d blogueros les gusta esto: