Ábrete paso desde la gratitud

Quiero empezar esta columna dándole la bienvenida al 2024 con la resolución de hacer de él el mejor año de mi vida, lleno de abundancia y de los aprendizajes necesarios que necesito para seguir creciendo, y te invito a que tú también lo hagas, pues de esta manera, estarás abriendo tu mente y tu corazón a que durante los próximos 12 meses vengan a ti las más maravillosas experiencias. 

La gratitud, un sentimiento a menudo pasado por alto en nuestra vida cotidiana, puede tener un impacto profundo en nuestro bienestar emocional. Reconocer y valorar las pequeñas alegrías y experiencias positivas de la vida puede transformar significativamente nuestra perspectiva y actitud, especialmente cuando estamos enfrentando las más difíciles situaciones de vida, convirtiéndose en nuestro faro iluminador frente a la aterradora oscuridad. Lo mejor es que ni siquiera necesita mayor esfuerzo de nuestra parte, pues nos bastaría con solo llevar un diario de gratitud. Ni siquiera necesitas comprar una de las que ya se venden en librerías: puedes tomar alguna libreta vieja que ya no uses, quitas las hojas usadas, ¡y listo!  

Siempre lo recomiendo ampliamente porque es una práctica que ha demostrado ser beneficiosa para muchos. Registrar diariamente momentos simples pero significativos puede infundir un sentido de optimismo en nuestras vidas. Desde los pequeños gestos de amabilidad hasta los momentos de calma y belleza en la naturaleza, estas experiencias pueden nutrir nuestra alma y ofrecer una apreciación más profunda por la vida cotidiana. A ello, me gustaría añadir que la conexión humana es esencial para nuestro bienestar. En un mundo cada vez más centrado en la tecnología, reservar tiempo para estar completamente presentes con nuestros seres queridos es crucial. Establecer momentos sin distracciones, ya sea compartiendo comidas, disfrutando de actividades juntos o teniendo conversaciones significativas, fortalece nuestros lazos emocionales y nos nutre a nivel emocional. 

El autocuidado también juega un papel fundamental en nuestra búsqueda de bienestar. Incorporar rutinas para reducir el estrés y promover la relajación es clave en la vida moderna. La práctica de la meditación, ejercicios de respiración, o simplemente dedicar tiempo para actividades que nos relajan, puede ofrecer momentos de calma y serenidad en medio del ajetreo diario. En vista de que muchas personas no saben cómo iniciar cambios fructíferos en sus vidas desde la construcción de hábitos sanos y sostenibles en el tiempo, he estado trabajando con mi equipo de trabajo en el programa Momentum, en el que diariamente y durante 100 días estaremos compartiendo cápsulas de contenido para alimentar el crecimiento personal de todos. 

Nuestro equipo está conformado por Pablo Vázquez Kunz (biodescodificación), Jacques Giraud (manejo del tiempo y productividad), Julián Diasa (entrenamiento físico), Catalina Hoffmann (neurofitness), Dra. Maritza Fuentes (salud y bienestar integral), Bruno Torres (entrenamiento de yoga), Dr. Federico Martínez (medicina funcional), Catalina Vega (coach), y este servidor; Ismael Cala, estaremos compartiendo información valiosa para crear un 2024 encaminado hacia el bienestar y la abundancia. 

Recuerda: las herramientas están allí para ti, pero solo tú eres el responsable de tomar acciones con ellas.  

Deja un comentario