fbpx

El Zorro

¿Cómo está mi gente? Aquí está su amigo de siempre raza, El Zorro. Ese que se mete donde no lo invitan y pregunta cosas que otros no se atreven. 

Vamos a ver, dijo el ciego… ¡arrancamos! 

Los vecinos tejanos y su risueño gober Mister Abbott no se cansan de beneficiarnos. Hasta parece que trabajan para nosotros mis amigos. Es que se gastan una buena lana en poner a sus polis del DPS a inspeccionar camiones de carga que cruzan desde México causando demoras de hasta 8 horas a la industria. Lo hacen, sin duda, para parecer perros rabiosos que defienden la frontera, pero como no encuentran nada (y si no lo creen miren sus propios reportes) lo único que pasa es que al rato los llaman los jefes de sus propias compañías para reclamarle que se deje de molestar pues en poco tiempo les habrá costado mucha lana en demoras y falta de partes que usan en plantas de todo Estados Unidos que tienen que parar producción por culpa de los berrinches del Super-Gober a la carga. Hay quienes no entienden que México es nuestro primer socio comercial -más que China o Canadá- y que las fábricas se están yendo del oriente para venirse para acá. Cada vez que los vecinos los tratan mal nuestro lado se les hace más atractivo y serio. Nuevo México le agradece a Texas la buena publicidad que nos hace. 

Ya que hablamos de nuestros socios al sur de la frontera, El Zorro les recuerda que allí tendrán elecciones en un mes. Una cosa que hay que tener presente es que en México NO hay reelección en casi todos los puestos. Ellos dicen “no reelección” y “sufragio efectivo”. Está en la Constitución y los libros de historia. Eso quiere decir que la gente con la que se negocian cosas como aduanas o cruces fronterizos NO estará en esos puestos cuando los nuevos lleguen. Cada uno pone a su propio equipo. Siempre fue así y seguirá igual. Los únicos que pueden repetir son los alcaldes locales, que sonríen en campaña, pero no deciden gran cosa cuando es federal. 

Dos cosas más locales. CRRUA anda contenta pues ya se calmó la elección de Director y quedó en manos del joven que está arreglando las cosas y sabe mucho del tema. Lleva un tiempo a cargo y ya se ven resultados como con lo del arsénico, que ya volvió a los números que deben ser. La segunda es del Condado, que anda buscando nuevo administrador y que, de paso, declaró un homenaje al hace poco fallecido alcalde de Hatch. 

Bueno raza, El Zorro se despide recordándoles que se cuiden de los que se ponen frente a las cámaras, sonríen y dicen, como Julio César, “Veni, vidi, vici” quees una frase latina con larga historia. En español se traduce como “vine, vi y vencí”. Hace referencia a una victoria o éxito conseguido con facilidad y rapidez. La frase se atribuye popularmente al general y emperador, quien la usó en una carta después de haber logrado una rápida victoria en una corta guerra contra Farnaces II. ¿Vieron que El Zorro también fue a la escuela? 

Deja un comentario