fbpx

El consumo de alcohol de menores de edad: Nueva ordenanza de anfitriones sociales

 

Las vacaciones están delante de nosotros y esto significa alegría navideña y días festivos para todos, desde los más pequeños hasta los mayores. Desafortunadamente, las épocas festivas también pueden aumentar los incidentes  nuestra comunidad. Esto se debe a que cuando nos reunimos para celebrar, las fiesta de las casas ocurren  en toda la ciudad y se sabe que esas fiestas en las casas son el lugar donde las personas menores de edad obtienen, poseen o consumen bebidas alcohólicas.

Las festividades en todo el país implican alcohol y Anthony, New México y las áreas circundantes no son una excepción. Hay varios tipos de riesgos que con frecuencia involucran alcohol, como situaciones domésticas, robos con accidentes de tráfico, robos y hurtos. La temporada de fiestas de Anthony en el último año involucró varias llamadas de servicio debido a estas actividades. Los mayores pedidos de servicio involucraron situaciones domésticas que interrumpieron las festividades familiares y comunitarias.

Estos incidentes y llamadas no solo son una carga financiera para la ciudad, en términos de recursos policiales y de emergencia, sino que también sirven como un recordatorio de lo importante que es para todos vigilar a nuestros hijos durante las vacaciones y garantizar que ni nosotros ni nuestros familiares estamos sirviéndoles alcohol

Como Jefe de Policía de la Ciudad de Anthony NM, es mi trabajo y también mi compromiso personal, mantener seguros a nuestros jóvenes. Como un ejemplo de este compromiso, el Departamento de Policía de Anthony NM comenzará a aplicar la nueva Ordenanza de Anfitrión Social (SHO, por sus siglas en inglés). Esta ordenanza es una herramienta para responsabilizar a los adultos por el consumo de alcohol en el hogar. El consumo de alcohol entre menores de edad representa un riesgo para la salud y la seguridad de nuestra comunidad y aumenta la violencia, las lesiones, el vandalismo y las perturbaciones indisciplinadas. Tener que responder a estas llamadas también limita la capacidad del oficial para responder a otras llamadas y pone en riesgo a los residentes.

Esta ordenanza es un esfuerzo por detener el consumo de alcohol en menores al responsabilizar a los adultos y también es una forma de concientizar a los jóvenes y les da a los padres un punto clave para hablar con sus jóvenes sobre los peligros del consumo de alcohol por menores de edad. Tenemos la intención de aumentar nuestros esfuerzos para frenar el consumo de alcohol entre menores de edad en estas fiestas. El uso de alcohol es común y prevalece en nuestra comunidad aumentando su publicidad especialmente  durante estas celebraciones. Todos juntos como padres, maestros, oficiales de la ley y miembros de la comunidad, somos  responsables de la protección de nuestros jóvenes no debemos permitir que se lleven a cabo fiestas con consumo alcohólico de menores en sus hogares.

En una encuesta de riesgo y resiliencia juvenil realizada por el Departamento de Salud de NM en 2015, el 28 por ciento de los estudiantes participantes en el Condado de Doña Ana dijeron que bebían alcohol en la actualidad. Lo más alarmante es que 3 de cada 5 dijeron que estaban bebiendo en un entorno hogareño y el 45% recibió alcohol por parte de alguien. Desafortunadamente, muchas personas todavía creen que el consumo de alcohol por menores de edad no es tan arriesgado. Algunos adultos, incluidos demasiados padres, creen que los riesgos se pueden controlar si se permite que los menores beban en casa o en algún lugar privado. Los padres y hermanos mayores que creen que pueden controlar el acceso y la cantidad de alcohol en estas fiestas se engañan a sí mismos. El consumo excesivo de alcohol de esta manera puede tener consecuencias graves e incluso mortales. Estos hallazgos son significativos e impactan a los jóvenes, sus familias y los residentes de Anthony NM.

Al Departamento de Policía de Anthony NM le gustaría trabajar con padres y miembros de la comunidad  para aumentar la vigilancia con respecto a las fiestas donde se sirve alcohol a menores y solicitar que se informe inmediatamente de tal actividad para reducir el consumo de alcohol entre menores, prevenir accidentes, asaltos, agresiones sexuales, lesiones y muertes que puede ser el resultado del consumo de alcohol. Trabajando juntos podemos lograr que estas épocas festivas sean seguras e inolvidables.

A %d blogueros les gusta esto: