Historias de Amor

Casados con…

 

Una almohada
El coreano Lee Jin-gyu estaba enamorado de un dibujo manga llamado Fate Testarossa, pero como no se podía casar con ella decidió adquirir un dakimakura, una especie de almohada gigante a la que puso  la imagen de su dibujo favorito y contrajo matrimonio con ella. Sus amigos dicen que a la almohada no le falta nada: tiene su sitio en la mesa, se la lleva al parque de atracciones o pasea por el parque bien agarradito.
Un delfín
Los delfines son uno de los animales más cariñosos y admirados. Algunos incluso se han comprometido con ellos. Es el caso de Sharon Tendler, una londinense que ha estado de noviazgo con Cindy durante 15 años. En la ceremonia ella le besó y le susurró cerca de su agujero un tierno “te amo” y se metió en el agua -vestida con un traje de seda blanco y una tiara rosa- para darle un abrazo.
Una serpiente
Para que luego digan que a las mujeres les asustan los bichos. En 2006 una mujer india, Bimbala Das, contrajo matrimonio con una serpiente, concretamente una cobra. Eso sí, el animalito no estuvo presente en la celebración a la que acudieron 2.000 personas y que contó con la presencia de numerosos sacerdotes locales.
A %d blogueros les gusta esto: